In Estrés y conciliación

Todos alguna vez en nuestra vida hemos sufrido estrés. Estrés por los estudios, por el trabajo, por problemas familiares o de salud…a cada persona le afecta y lo percibe de un modo distinto. Pero, ¿cómo puede afectar el estrés en mi cuerpo? A continuación enumeramos algunas de las afectaciones:

PIEL

Los nervios y la tensión que produce el estrés muchas veces se traduce en una respuesta inflamatoria del cuerpo y puede producir taponamiento de los poros. Se acumula grasa, se forman puntos negros y puede que una de las respuestas al estrés sea aparición de acné.

BOCA

Caries, sensibilidad dental… ¿qué tiene que ver con el estrés? El estrés afecta al sistema inmune y esto hace que se produzca menos saliva con lo que los ácidos se disparan y los dientes y encías se ven perjudicadas.

Otra de las consecuencias del estrés es el bruxismo. ¿Notas que al despertarte por las mañanas tienes dolor de mandibular? Esto se debe principalmente a apretar los dientes o rechinarlos inconscientemente.

PELO

El estrés afecta en el crecimiento del pelo y la aparición de canas. Se debe a una pérdida de la sustancia que da color a los folículos pilosos.

SUEÑO

Generalmente el estrés viene asociado con nerviosismo y ansiedad. La alteración del sistema nervioso hace que no podamos dormir normalmente y que muchas veces necesitemos ayuda de productos naturales como  la valeriana o la melatonina para poder dormir mejor.

ALTERACIONES EN EL PESO

El estrés puede producir incremento de peso e incluso obesidad. El estrés generalmente nos lleva a ingerir más calorías para calmar nuestro nerviosismo o ansiedad. No obstante, existe la posibilidad de que el estrés nos quite el apetito o que el ritmo acelerado lleve a una hiperactividad de la glándula tiroides (estimula la eliminación de calorías con mayor rapidez y nos hace perder peso).

HUESOS Y MÚSCULOS

La constante tensión hace que músculos y huesos queden resentidos. Posiblemente si estamos bajo mucho estrés podamos tener dolor o problemas de movilidad.

PROBLEMAS CARDIOVASCULARES

Colesterol, presión arterial, problemas en la circulación, aumento ritmo cardiaco son algunas consecuencias graves del estrés.

PROBLEMAS DEL APARATO DIGESTIVO

Estreñimiento, diarrea, gases, dolor abdominal, acidez y reflujo, intestino irritable, ulceras son algunos de los problemas del aparato digestivo derivados del estrés. Estos problemas podrías derivarse de una alteración en la hormono “Cortisol”.

NIVELES DE GLUCOSA

Estar expuesto a un estrés constante podría derivar en un desarrollo de resistencia a la insulina(dificultad del organismo para utilizar de manera efectiva la insulina que sirve para regular los niveles de azúcar en la sangre). En las personas que padecen diabetes podría agravar el cuadro clínico.

CEREBRO

El cortisol, la hormona principal del estrés, impacta de forma negativa la corteza frontal del cerebro, responsable de ayudar a tomar decisiones y conservar la memoria.

Existen otras partes del cuerpo en las que el estrés puede manifestarse, pero estas son las consecuencias mejor observables o detectables en un inicio. Por todo esto es importante conocer las señales de alarma para poder prevenir e intervenir en un estado de estrés para que el impacto del mismo se aminore.

Dejar un comentario

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages