PSICOLOGÍA

JUVENIL Y DE ADULTOS

Trastornos depresivos

Los trastornos depresivos son un grupo de enfermedades caracterizadas por ánimo depresivo y pérdida de interés en actividades en las que antes disfrutaba, y que se extienden por un período largo de tiempo. Estos síntomas pueden interferir gravemente en las actividades y el día a día de la persona. Los trastornos depresivos son muy comunes y cerca de una de cada cinco personas los padece en algún momento de su vida. Se trata de enfermedades graves y angustiantes que presentan peligros reales para la vida y bienestar de la persona.

Trastornos ansiosos

La ansiedad es un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad. El miedo es una respuesta emocional a una amenaza inminente, real o imaginaria, mientras que la ansiedad es una respuesta anticipatoria a una amenaza futura. Se trata de una reacción emocional normal necesaria para la conservación de los individuos y de nuestra especie. No obstante, cuando las reacciones de ansiedad a determinados estímulos alcanzan niveles excesivamente altos, esta ansiedad puede llegar a ser poco adaptativa e incluso llegar a ser considerada patológica. Es en ese punto donde aparecen los trastornos de ansiedad.  

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de pensamientos obsesivos (obsesiones), entendidos como ideas fijas recurrentes y persistentes que generan inquietud, temor o ansiedad y por la realización de conductas compulsivas compulsiones) con el fin de calmar o reducir la ansiedad que
generan estas obsesiones.

Adicciones

Una adicción es una enfermedad emocional, física y recurrente que se caracteriza por la búsqueda patológica de la recompensa y/o alivio del malestar emocional a través del uso de una sustancia (alcohol, drogas de diseño, etc.) o conducta (juego patológico, adicción al sexo, al trabajo o incluso al móvil).

Trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

Los TCA son trastornos caracterizados por un comportamiento patológico frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el control de peso. Son trastornos de origen multifactorial, causados por la interacción de diferentes causas de origen biológico, psicológico, familiar y sociocultural. Son enfermedades que provocan consecuencias negativas tanto para la salud física como mental de la persona.

Algunos de los factores psicológicos asociados son: perfeccionismo, ansiedad, depresión, problemas con la regulación de las emociones, comportamientos obsesivos y compulsivos y estilos de pensamientos rígidos.

Obesidad

Hoy en día nos encontramos con un problema social muy importante como es el sobrepeso y la obesidad. Las principales consecuencias de las mismas residen en el incremento del riesgo de desarrollo de diabetes, trastornos del aparato locomotor, de cáncer (como el de mama, colon y endometrio) y de enfermedades cardiovasculares. El riesgo de contraer estas enfermedades aumenta con el incremento del peso corporal.

El sobrepeso y la obesidad generan un efecto negativo en las personas, con una enorme carga psicológica causado por las consecuencias psicosociales que esta enfermedad conlleva. Además, las personas con sobrepeso habitualmente tienen dificultades para conectar adecuadamente con las emociones. 

Otras dificultades

  • Problemas de autoestima.
  • Estrés.
  • Conciliación familiar-laboral.
  • Habilidades sociales.
  • Problemas de pareja.
  • Divorcios.
  • Falta de motivación.
  • Problemas con la imagen corporal.